Pimientos asados.

Imprmir receta

Una de las recetas que más hacemos en verano. Como guarnición de un pescado a la plancha o unos boquerones fritos o como ensalada añadiéndoles una buena conserva de atún o huevos duros los pimientos asados  son una de las mejores alternativas para los días de calor.

La receta no es difícil pero resulta engorrosa por el tiempo que necesitan entre el horno, el sudado y el pelado y  terminamos comprando pimientos en  conservas que, aunque las hay de muy buena calidad, nunca estarán como los hechos en casa.

Además el pimiento una vez asado y cubiertos con aceite se conservan muy bien en el frigorífico por lo que puesto a hacerlos mejor hacer una buena cantidad para varios días.

INGREDIENTES

  • Cuatro  pimientos rojos
  • Tres pimientos verdes
  • Dos cebolletas blancas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

PASOS A SEGUIR

1.-Elegir pimientos de piel lisa, sin rugosidades ya que cuesta menos pelarlos, brillantes, sin golpes y con los tallos verdes.Se pueden mezclar varias especies de pimientos – rojos, verdes y amarillos-  resultando una ensalada muy vistosa pero a nosotras los que más nos gustan son, los rojos porque son más carnosos

2.-Enjuagar los pimientos, secarlos y con un pincel o con las manos embadurnar con un poco de aceite.

3.-Ponerlos en una fuente en la que quepan con holgura ya que tendremos que darles la vuelta a media cocción. Si no tenéis podéis usar la bandeja del horno aunque os costará mas trabajo limpiarla. Hay quien la forra con papel de aluminio para que la limpieza sea más fácil.

4.-Calentar el horno en función turbo o bóveda y solera ( arriba y abajo) a 200º y cuando metáis los pimientos bajarlo a 180º.

5.-A los 20 minutos aproximadamente abrir el horno, con ayuda de una espumadera darles la vuelta para que se hagan por el otro lado y dejar otros veinte o veinticinco minutos.

 

 

6.- Sacarlos del horno y  calientes cubrirlos con un film transparente, a esto se le llama “sudar” y es para que la piel se desprenda y nos cueste menos pelarlos.

Ya fríos veréis que han soltado mucho líquido. Si vais a conservarlos guardarlo para echarlo en los tarros. Si los vais a consumir inmediatamente no hace falta.

 

 

7.- Pelar y trocear los pimientos Empezar quitando el tallo y las pepitas para que no se desperdiguen por toda nuestra ensalada y  quitarles la piel simplemente tirando de ella. Debe salir con facilidad si no no están bien asados.

 

Es una buena solución poner  cerca un bol con agua e irnos enjuagando las manos con frecuencia así evitaremos que caigan  pepitas.

Con las manos, cortarlos en tiras aproximadamente un centímetro de anchas y ponerlas en una fuente honda.

 

 

 

8.-Picar las cebolletas. Echar la sal, el aceite y el vinagre.

 

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Tener en cuenta que los pimientos pierden mucha agua durante el asado por lo que debéis  calcular al menos dos pimientos por persona.
  • Una variante de esta receta es asar también tomates gordos y rojos  que se hacen a la vez que los pimientos, se pelan y se cortan a trozos.
  • Guardarlos en el frigorífico pero sacarlos un rato antes de consumirlos porque el aceite se solidifica.
  • Si vais a guardarlos para varios días, poner las tiras de pimientos en un tarro de cristal, añadir líquido del asado y cubrirlos de aceite. Cuando los toméis escurrirlos, echar la cebolleta , el aceite y el vinagre.

Imprmir receta

No hay comentarios

Deja tu comentario