Recomendamos este tipo de cocción porque la verdura se cuece al vapor, sin agua y queda turgente y de un bonito color verde. Lava el brócoli y córtalo en ramos pequeños. Corta también los tallos en rodaja que están muy buenos. Si no te gustan siempre...

Aunque tenemos demasiados cacharros en nuestras cocinas y nos hacemos una y mil veces el propósito de no comprar mas, algunos son imprescindibles.