Compota de membrillo.

Imprmir receta

Si hay una fruta característica del otoño es el membrillo. Es una fruta realmente de temporada ya que no la podemos encontrar en el mercado nada más que en los meses de otoño.


El membrillo no suele tomarse al natural. Es áspero, duro y muy ácido por lo que se suele cocinar en compota o carne de membrillo.
La compota es una conserva dulce que se elabora hirviendo fruta, entera o troceada, en agua y con una cantidad de azúcar menor que la que se utiliza en la preparación de la mermelada. Es un postre tradicional que se hace en todo el mundo con diferentes ingredientes. La más común es la de manzana pero también se hace de peras, melocotón, ruibarbo, piña… y con frutos secos como orejones, pasas, ciruelas…
Os dejamos la receta de la compota de membrillo que se hace en Cádiz, muy similar a las demás salvo por el añadido del clavo de olor.

INGREDIENTES

  • 4 membrillos.
  • 1 palo de canela en rama.
  • 10 clavos.
  • 1 cáscara de limón.
  • 1 vaso y ½ de azúcar.
  • Agua.

PASOS A SEGUIR

  1. Llenar de agua  la olla Express  hasta la mitad.
  2. Poner al fuego e ir incorporando la canela, los clavos, los membrillos pelados y troceados, la cáscara de limón y el azúcar.
  3. Cerrar la olla y dejar pitando 1 hora.
  4. Destapar y volcar a un bol.
  5. Debe quedar con bastante caldo, así se nos conserva mejor y además fresco está riquísimo solo como una bebida.

TRUCOS Y CONSEJOS

El membrillo, ingrediente protagonista de esta receta, destaca por su elevado contenido en fibra, que nos va a ayudar a regular en tránsito intestinal, así como por sus propiedades astringentes. La elevada cantidad de azúcar necesaria para elaborar esta receta hace que no se aconseje su consumo en caso de diabetes.

Imprmir receta

No hay comentarios

Deja tu comentario