Pestiños bolicheros

Imprmir receta

Hay muchas masas de pestiños y tortas, la que te damos a continuación es similar a las demás aunque no lleva naranja. La diferencia está en su tamaño. Son muy pequeños y se comen sin darse cuenta. La masa se hace rápidamente y es muy fácil de estirar. El secreto: dejarla muy finita para que queden crujientes.

No se porque se llaman así. Hemos  buscado en la RAE y “bolichero” es un término que en Argentina, Uruguay , Paraguay y Bolivia significa “el que frecuenta o es dueño de un boliche”, un establecimiento modesto, pequeño , similar nuestro güichis, colmaos, tabernas o tabancos. Por tanto, puede que esta receta sea de origen sudamericano o adaptada de alguna procedente de los países anteriores.

Desde el punto de vista gastronómico la receta es muy parecida a las andaluzas. La única diferencia que observo es que lleva u n huevo, no lleva naranja y se le añade un poco de levadura.

Lo que los hace diferente es la consistencia de la masa que permite estirarla muy fina y, al freírla, queda muy crujiente. Otra diferencia es su formato en diminutos lacitos, de tal manera que te puedes comer cinco o seis pestiños sin enterarte.

INGREDIENTES

  • 1 Kg. de harina de repostería
  • 1 bote de matalahúva
  • 1 bote de ajonjolí
  • 1 vaso y dos dedos de aceite de oliva
  • 1 vaso y dos dedos de vino blanco de mala calidad (brik)
  • 1 huevo grande
  • ½ sobre de levadura Royal
  • 1 limón
  • Un poco de sal

PASOS A SEGUIR

  1. Se tuesta el ajonjolí y se muele.
  2. Se fríe en un sartén el aceite de oliva, más de medio bote de matalahúva y un poco de corteza de limón.
  3. Se deja enfriar, lo colamos y  se añade el vino que tenemos medido.
  4. En un recipiente hondo ponemos la harina con la levadura, el ajonjolí molido y con las manos lo mezclamos bien.
  5. Añadimos el huevo, los líquidos – aceite y vino- y amasamos hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado y obtengamos una masa que se despegue de las manos y del recipiente.
  6. La envolvemos en papel transparente y dejamos reposar durante media hora.
  7. Se estira la masa muy finita y se van cortando cuadritos para hacer los lacitos tirándoles un pellizco en el centro.
  8. Freír en aceite de oliva virgen suave con la cáscara de limón, hasta que estén doraditos. Se puede añadir azúcar ó enmelarlos.

 

 

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Esta masa se conserva bien en el frigorífico por lo que si estamos cansadas de estirar lo podemos dejar para el día siguiente.
  • Para hacer el almíbar de miel poner en una cacerola 5 partes de miel por una de agua. Es decir si son 500g de miel, 100 g de agua. Dejar que hierva e ir sumergiendo los pestiños  revolviendo para que se impregnen bien y disponiéndolos en una fuente honda.

IMÁGENES

Imprmir receta

No hay comentarios

Deja tu comentario