Cascos de gelatina natural de naranja.

Imprmir receta

Un postre muy bonito, fácil y muy ligero. Una receta original de Cuarto y Mitá, refrescante,  ligera y desengrasante, ideal para el final de las comidas muy abundantes.  En casa es tradición hacerlo en las cenas de Navidad.

INGREDIENTES

Para seis personas

  • Medio litro de zumo de naranja recién exprimido
  • Seis cucharadas de azúcar.
  • Cuatro hojas de gelatina neutra

PASOS A SEGUIR

  1. Elegir naranjas de un tamaño similar, de piel gruesa para poder vaciarlas ya que nos servirán de recipientes para nuestro postre. Son mejores las de zumo y de tamaño pequeño.
  2. Lavarlas antes de exprimirlas frotándolas con un cepillo para quitar las impurezas.
  3. Cortar las naranjas en dos mitades iguales .Exprimir las naranjas y reservar las cáscaras ya que nos van a servir de recipiente para cuajar la gelatina.
  4. Colar el zumo para quitar trozos de pulpa y huesos.
  5. Quitarles toda la pulpa con la ayuda de una cuchara, teniendo cuidado de no agujerearlas ya que se saldría el líquido. Un truco es aguantar con el dedo pulgar el extremo donde se inserta el tallo para que no se desprenda al tirar y recortar alrededor con una tijera. Si alguna se rompe o se le hace un agujero desecharla.
  6. Mientras las exprimimos introducir las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría hasta que se pongan blandas.
  7. Calentar el zumo con el azúcar sin que llegue a hervir. Añadir las hojas de gelatina una a una, moviendo enérgicamente con una varilla para que no queden grumos.
  8. Rellenar con el líquido resultante las mitades de naranja sin llegar hasta el borde. Dejar aproximadamente un cm sin rellenar.
  9. Meterlas en el frigorífico con cuidado de que no se derramen se puede pedir en la frutería un embalaje de fruta  o  puede valer también el cartón de los huevos o capsulas de magdalenas En este caso habrá que ponerlas en una bandeja.
  10. Al día siguiente, recortar la cáscara sobrante con unas tijeras y cortar por la mitad con un cuchillo afilado.
  11. Disponerlas de forma bonita en una fuente decoradas con hierbabuena, hojas de naranjo y guindas en almíbar.

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Esta receta se puede hacer también con limón utilizando la misma técnica.

 

 

  • En vez de utilizar las cáscaras de las naranjas como recipientes se puede cuajar la gelatina en moldes individuales pintados con un poco de aceite de girasol para poder desmoldarlos bien.
  • Puede también cuajarse en un molde grande de flan.
  • Como decoración se puede introducir en la gelatina todavía líquida una hoja de hierbabuena .
  • Si la vais a llevar a algún sitio es mejor dejarlas sin cortar, llevar las medias naranjas enteras y terminar de hacerlas donde vayamos a consumirlas

IMÁGENES

Imprmir receta

No hay comentarios

Deja tu comentario