Mesa Redonda Gastronomía Cardiosaludable en el Hospital Puerta del Mar

Imprmir artículo

Alimentarse no es igual a nutrirse, los alimentos que tomamos inciden directamente sobre nuestra salud y siendo uno de los factores que podemos controlar para tener una vida más larga, más sana y más satisfactoria.

La cocina gaditana,  como representante de la dieta mediterránea, tiene recetas cardiosaludables, sanas y elaboradas con productos de nuestra tierra.

12 meses para mejorar tu salud

Con motivo del Día Mundial de la Nutrición, el hospital gaditano organizó el  lunes 28 de mayo una mesa redonda dedicada a la gastronomía gaditana cardiosaludable La iniciativa se enmarca en el programa 12 meses para mejorar tu salud”, destinado a potenciar la participación ciudadana, que comenzó en el centro gaditano el pasado mes de enero conjuntamente con atención primaria y que se prolongará hasta diciembre.

Actuó como moderadora Juana Pacheco Delgado, Enfermera de Rehabilitación Cardíaca y como ponentes Ana Moreno Galván, Enfermera UGC Endocrinología y Nutrición, Tomás Arecibia Rivero, Bromatólogo UGC Endocrinología y Nutrición y D Manuel Córdoba, Restaurante Grupo El Faro.

La dieta mediterránea patrimonio inmaterial de la Humanidad

La dieta mediterránea no es solo una forma de comer, sino un estilo de vida propio de los países ribereños del Mediterráneo de España a Turquía que comparten una cultura de base común. Según expone la UNESCO, “la dieta mediterránea es un conjunto de competencias, conocimientos, prácticas y tradiciones relacionadas con la alimentación humana, que van desde la tierra a la mesa, abarcando los cultivos, las cosechas y la pesca, así como la conservación, transformación y preparación de los alimentos y, en particular, el consumo de éstos”

Desde el año 2010 la dieta mediterránea forma parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Los ingredientes principales de esta dieta son “el aceite de oliva, los cereales, las frutas y verduras frescas o secas, una proporción moderada de carne, pescado y productos lácteos, y abundantes condimentos y especias, cuyo consumo en la mesa se acompaña de vino o infusiones, respetando siempre las creencias de cada comunidad”

Un estudio presentado en el último Encuentro Anual de la Asociación Americana de Neurología revelaba que la dieta mediterránea protege las áreas del cerebro relacionadas con la memoria y el pensamiento, y reduce el riesgo de sufrir infarto cerebral. Por otra parte, de acuerdo con una investigación publicada en la prestigiosa revista British Medical Journal en 2008, este tipo de alimentación nos protege de la mayoría de enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, las cardiopatías y el mal de Parkinson.

decálogo de la dieta mediterránea

1- Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición.

2- Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, legumbres y frutos secos. Las verduras, hortalizas y frutas son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de nuestra dieta y nos aportan al mismo tiempo, una gran cantidad de agua. Es fundamental consumir 5 raciones de fruta y verdura a diario.

3- El pan y los alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y especialmente sus productos integrales) deberían formar parte de la alimentación diaria por su composición rica en carbohidratos. Hay que tener en cuenta que sus productos integrales nos aportan más fibra.

4- Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados. En el caso de las frutas y verduras, nos permite consumirlas en su mejor momento, tanto a nivel de aportación de nutrientes como por su aroma y sabor.

5- Consumir diariamente productos lácteos, principalmente yogurt y quesos.

6- La carne roja se debe consumir con moderación y, preferiblemente, como parte de guisos y otras recetas. Se recomienda el consumo en cantidades pequeñas, preferentemente carnes magras, y formando parte de platos a base de verduras y cereales.

7- Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación. Se recomienda el consumo de pescado azul como mínimo una o dos veces a la semana. Los huevos contienen proteínas de muy buena calidad; su consumo tres o cuatro veces por semana es una buena alternativa a la carne y al pescado.

8- La fruta fresca es el postre habitual. Los dulces y pasteles deberían consumirse ocasionalmente. Las frutas aportan color y sabor a nuestra alimentación diaria y son buena alternativa a media mañana y como merienda.

9- El agua es la bebida por excelencia en el Mediterráneo.  El vino debe tomarse con moderación y durante las comidas.

10- Realizar actividad física todos los días.

En la pirámide de la dieta mediterránea se incluye también la sociabilidad considerando la comida como acto social de convivencia, de intercambio social , de comunicación y también de afirmación y renovación de los lazos que configuran la identidad de la familia, el grupo o la comunidad

gastronomía gaditana cardiosaludable

Como novedad en esta mesa redonda se incluyó la presencia de D Manuel Córdoba. Restaurante Grupo El Faro. Por medio de un video grabado en su restaurante El Ventorrillo del Chato, ofreció a los presentes, cuatro recetas tradicionales gaditanas cardiosaludables, sanas y elaboradas con productos de nuestra tierra.

Enlace del video

IMÁGENES

Imprmir artículo

No hay comentarios

Deja tu comentario