Galletas rellenas de mermelada “huella del pulgar”

Imprmir receta

Aunque  os parezcan difíciles por lo bonitas que quedan estas galletas se hacen rápidamente, la masa no tiene nada de trabajo  ni tampoco darles forma y rellenarlas. Son fáciles y riquísimas.

Su nombre procede del modo de moldearlas ya que una vez hecha la bolita de masa se hunde el dedo pulgar en el centro formando el hueco en el que vamos a echar la mermelada.

Son ideales para servir en una merienda, para hacer un regalo o implemente para dar un homenaje a tu familia sirviéndolas en el desayuno.

INGREDIENTES

Para unas 25 unidades

  • 120 gramos de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente y batida)
  • 120 gramos de azúcar
  • 1 huevo L
  • 275 gramos de harina de repostería
  • Una cucharada de azúcar de vainilla
  • La mermelada que más os guste

PASOS A SEGUIR

  1. Batir en un bol la mantequilla con el azúcar y la vainilla  hasta que quede una crema.
  2. Añadir el huevo y seguir batiendo hasta que se integre totalmente y quede una crema lisa de un suave color amarillo
  3. Incorporar la harina, no es necesario amasar sino mezclarla con los demás ingredientes con una rasqueta o espátula. La masa es muy fina y maleable.
  4. Si os ha quedado un poco pegajosa porque la masa se ha calentado, meterla unos minutos en el frigorífico para que coja cuerpo y trabajarla mejor.
  5. Calentar mientras tanto el horno a 180º posición turbo.
  6. Poner un papel de horno en la bandeja del horno
  7. Sacar la masa del frigorífico. Coger pequeñas porciones (unos 20-25 g) y hacer bolas.
  8. Ponerlas en la bandeja y hundir el dedo pulgar en el centro para hacer el agujero en el que podremos la mermelada.
  9. No poner demasiada porque rebosa al hervir y quita vista a las galletas. Si nos gusta con más siempre podemos añadirles después de sacar del horno.
  10. Vale cualquier mermelada y son más bonitas si utilizamos diferentes tipos para dar colorido. Es mejor sacar  la mermelada del frigorífico  un rato antes de usarla para que esté un poco líquida
  11. Pon la bandeja con las galletas en el horno, a altura media, y hornéalas durante 15-18 minutos, hasta que estén hechas, aunque quedarán algo blancas.
  12. Entonces retíralas del horno y pásalas a una rejilla para que se enfríen.

Receta del blog Gastronomía y CIA

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Aunque el relleno e estas galletas suele ser de mermelada, se puede sustituir por chocolate, crema de limón, crema pastelera, crema de queso aunque habrá que tener en cuenta que el relleno aguante las altas temperaturas del horno. Siempre podemos hornearlas sin rellenar y ponerlo fuera del horno una vez cocidas.
  • En muchas recetas aparece la expresión “mantequilla en pomada” es la misma mantequilla de siempre que hemos dejado fuera del frigorífico hasta que adquiera una consistencia blanda.
  • Una vez blanda se bate con una cuchara, espátula … y ya podemos utilizarla en la receta.
  • Existen varias técnicas para ablandar la mantequilla. Podemos usar el microondas pero no lo recomendamos porque al no controlar bien el calor se puede llegar a fundir.
  • Recomendamos cortarla en trozos pequeños con un cuchillo y meterla dentro de una bolsa de plástico. Poner agua caliente en un bol y sumergirla unos segundos.

IMÁGENES

Imprmir receta

Tags:
No hay comentarios

Deja tu comentario