Arroz con habas frescas.

Imprmir receta

Las habas son una leguminosa de cultivo anual que se da en toda la cuenca mediterránea. Su  origen no esta claro pero parecen proceder de Asia Menor aunque pronto fueron  consumidas  por todas las civilizaciones de la antigüedad. Aparecen en los poblados Neolíticos, eran conocidas en el Antiguo Egipto, Grecia y Roma (fabes).

Tradicionalmente se las han considerado como un alimento humilde e incluso como plantas forrajeras.

En España durante la edad Media se consumieron secas y como alimento del ganado en el mundo cristiano. Pero fueron los árabes los que  promovieron su cultivo. Ibn al Auwam, conocido como Abu Zakaria, autor de “El Libro de Agricultura” siglo (XII), nos detalla minuciosa y rigurosamente como se produce y sus usos.

INGREDIENTES

  • ½ vaso de aceite de oliva virgen extra.
  • 6 cebolletas frescas.
  • 6 dientes de ajos.
  • 1 kg. de habas frescas naturales.
  • Perejil.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 copa de vino fino.
  • 4 vasos de Agua.
  • Azafrán.
  • Un vaso de arroz.
  • Sal

PASOS A SEGUIR

  1. En un perol o cacerola se hace un sofrito con el aceite, la cebolla y  los ajos, finamente picados
  2. Se añaden varias ramitas de perejil
  3. Cuando  esté dorado se echan  las habas frescas peladas (solo el grano)
  4. Se rehoga y se le pone el laurel, la sal, el azafrán, el vino y el agua
  5. A fuego medio tapado aprox. una media hora hasta que las habas estén tiernas
  6. A continuación se le añade el arroz, hervir 10 minutos apagar, reposar y servir.

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Desde antiguo se han relacionado con el inframundo y los muertos ya se creía que dentro de ellas se escondía el alma de personas ya fallecidas, por lo que hay numerosas supersticiones relacionadas con ellas.
  • Los egipcios también pensaban que los huertos donde eran cultivadas, eran además la antesala donde los difuntos esperaban su turno para ser juzgados con respecto a la reencarnación.
  • Los griegos solían consultar el destino por medio de las habas según se agruparan o dispersaran cuando se arrojaban al suelo. Por medio de ellas también se respondían a preguntas  Se echaban habas blancas y negras en un saco o recipiente y se iban sacando. Según el color de la última en salir la respuesta era afirmativa o negativa.
  • Para la época de los romanos, aun estas supersticiones estaban presentes y consideraban a la vicia faba, como solían llamarla, un alimento de mal augurio y funerario. De modo que en los días dedicados a Júpiter era una legumbre prohibida y no se podía comer, ni mencionar
  • Aún hoy, los dulces con forma de haba se consumen en Italia en recuerdo de los difuntos en su día (2 de Noviembre).

IMÁGENES

Imprmir receta

Tags:
No hay comentarios

Deja tu comentario