Premios “Casapuerta” 2018.

Dos años y medio hace ya que M Luisa Barrios convirtió su pequeño bar en un espacio dedicado a la cultura ayudada por su compañero Manuel Serrano Cueto que, aunque reside en Madrid, sigue de cerca las novedades culturales de nuestra ciudad.

Nadie podía pensar que en un espacio tan pequeño pudieran caber tantas cosas, ya que por el han pasado todos los sectores de la cultura de Cádiz: ilustradores, literatos, historiadores, restauradores, letristas del carnaval, blogs gastronómicos, la buena gente del mercado de abasto… Todos han contribuido a que tomar un vermut o una cerveza acompañados de los productos señeros de la provincia sea mucho más que pasar un rato con los amigos.

 

 

No es coincidencia que “Casapuerta” sea el nombre y el espacio físico que este local ocupa. En una calle castiza de Cádiz, rodeado del ruido de la vida que pasa por las aceras: el llanto de un niño, el tubo de escape de una moto, la charla bulliciosa y alegre de una pandilla de adolescente…. allí,  como si  de la casapuerta de una casa de vecinos se tratara, ha tenido cabida todo lo divino y lo humano.

Cual es el pretexto el vermut casero? ( por cierto riquísimo) Los quesos de Cádiz? Oír una poesía? Contemplar una exposición? Empezar a comprender nuestra historia? Da igual, tanto monta. En la Casapuerta la cultura se codea con la diversión, la charla y la amistad y de eso se trata de crear espacios desenfadados, que huyan de la cultura convencional, académica y mediocre, en el que se pueda  conectar con las fuerzas vivas de una ciudad a la que, como ellos han demostrado, no le faltan  buenos artistas ni personas inquietas.

 

 

Las tertulias de la Casapuerta ya se habían convertido en una cita obligada de los miércoles y la pareja ha considerado que había llegado el momento de devolver algo  a los que desinteresadamente habían dado lo mejor  de si mismo a su local. Para ellos se han creado estos premios, los premios Casapuerta,  una  bonita manera de agradecérselo con un recuerdo creado por el ilustrador Francisco Asensio sobre papel de estraza manchado de aceite y los colores del establecimiento gris, blanco y marrón.

 

Y estos son los premios

Literatura a Jesús Fernández Palacios.

 

Historia a Alberto Ramos.

 

Carnaval a Antonio Rivas.

 

Gastronomía a Charo Barrios.

 

Comunicación a Manoli Lemos.

 

Honorífico a Rosa Olea.

 

Premio otorgado por los clientes: Alberto Ramos Santana.

 

Ilustración a Francisco Asencio.

 

Y para terminar solo agradecer a la Casapuerta esa manera amable y desenfadada de difundir la cultura y desearle que continúe por ese camino porque nada nos gusta mas que combinar sensaciones : un buen vaso de vermut, un trozo de queso serrano y el arte. Se puede pedir mas? Y a muy buen precio por cierto ¡

Tags:
No hay comentarios

Deja tu comentario