¡Hemos empezado la XVII Ruta de la Tapa de Cádiz ¡

Y la hemos empezado por la puerta grande visitando uno de los establecimientos que más premios lleva ganado en las diecisiete  rutas Tapacai que se han celebrado: Bar Nono, casi enfrente del Centro de salud el Olivillo y muy cerca de la Playa de la Caleta.

Probamos las dos tapas  que Nono presenta: la Tapacai y “Una de pescaito frito” al que está dedicado esta XVII  edicion de la Ruta:

Tapacai, “Lubina confitada en ibéricos”. Fresquísima y jugosa


Una de Pescaito, “Fritura de cazón del Nono”. Un tradicional cazón en adobo presentado de una original manera para preservar el olor al escabeche.

Buenisimas las dos.

Es un bar pequeño, sin mesas, solo una barra larga que a horas punta del desayuno y el almuerzo se queda pequeña ya que el bar es muy frecuentado por personal de la Universidad y diversos centros de trabajo que hay en los alrededores por la calidad y el buen precio de su oferta.

El bar lo abrió el año 1987 Antonio Jiménez Suazo, el padre de Rafael Jiménez que actualmente lo regenta junto a su compañera Eva María Cortés, alumna de la Escuela de Hostelería Fernando Quiñones de Cádiz. Le pusieron “Nono” en honor a la bisabuela de Rafael que, conocida como “La Nona”.

Limpieza, organización y tapas caseras, de toda la vida, son los tres puntales en los que el establecimiento se sostiene haciendo de este local uno  de los mejores para tapear del casco antiguo.

Al Nono hay que ir con hambre ya que todo está bueno. Ensaladilla, albóndigas con tomate, berza, pescado fresco y chocos a la plancha, croquetas, verduras….y un largo etcétera adornan las vitrinas de su extensa barra poniendo muy difícil al cliente la elección de la tapa.

En la cocina a la vista del público se fríen en el momento los pescados, croquetas y unas excelentes patatas fritas tan difíciles de encontrar. Su carta es extensa, basada en la cocina diaria sin complicaciones, la que gusta a todo el mundo . Las tapas son abundante casi llegan a la categoría e ración y el servicio cercano, amable y correcto.

Es un establecimiento que sin duda recomendamos y de paso podemos darnos un paseito por  el barriode la Viña, uno de los mas castizos de Cádiz porque en definitiva ese es el arte del tapeo: pasear con los amigos y hacer paraditas para probar algunas de las tapas que, establecimientos cono Nono, ofrecen.

Abre todos los días, excepto los sábados por la noche y los domingos

 

Tags:
,
No hay comentarios

Deja tu comentario