Ensalada de espinacas, champiñones y langostinos

Imprmir receta

Hasta ahora  habíamos cocinado siempre  las espinacas escaldándolas en agua hirviendo, pero desde que descubrimos lo ricas que están crudas  nos hemos enamorado de este ingrediente y lo ponemos en nuestras ensaladas y empanadas. Hoy las hemos puesto en una de nuestras  ensaladas preferidas  con  champiñones y langostinos. Seguro que  os  va a encantar esta combinación de ingredientes.

INGREDIENTES

Para cuatro raciones

  • Una bolsa de espinacas frescas
  • 250g de champiñones
  • 250g de langostinos cocidos
  • Una cebolla mediana
  • 150ml de aceite de oliva V. E.
  • Vinagre
  • Sal
  • Pimienta

PASOS A SEGUIR

  1. Pelamos y lavamos la cebolla. La troceamos en finas láminas.
  2. Lavar y cortr en láminas los champiñones, puedes utilizarlos enteros con el tallo o  solo la parte carnosa reservando los tallos para otra elaboración como una crema o un refrito de verduras. Si los utilizas enteros acuérdate de cortar el extremo del tallo pues suele venir con tierra.
  3. Poner  aceite en la sartén –  ponemos bastante ya que será el del aliño- y freír la cebolla hasta que esté tierna y blanquita.
  4. Añadir los champiñones laminados y dejar cocer unos minutos. Deben quedar enteros y firmes.
  5. Pelar los langostinos.
  6. Montar la ensalada de la siguiente manera: en la base las espinacas frescas, encima los champiñones con la cebolla escurridos y en la última capa los langostinos.
  7. En la misma sartén que hemos salteado la cebolla y los champiñones, con el aceite que nos ha sobrado del refrito ya frío añadir el vinagre y la sal. Emulsionar con unas varillas y echar por encima a la ensalada.

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Las espinacas hay que lavarlas muy bien antes de consumirlas crudas  para evitar infecciones intestinales. Las que compramos frescas en el mercado suelen venir con tallos y raíces  con tierra por lo que en primer lugar debes cortar los tallos y quedarte solo con las hojas. Para lavarlas  poner en una fuente honda agua con un chorro de vinagre, sumerge las espinacas y déjalas unos cinco minutos. Enjuágalas, escúrrelas y sécalas bien. Ya estarán listas para la ensalada.
  • Esta ensalada puede convertirse en plato único si le añades pasta cocida, unas espirales de colores les irán muy bien.
  • También puedes combinar las espinacas con otras hojas verdes como lechuga, rúcula o canónigos.
  • Las espinacas como todas las verduras de hoja verdes tienen un alto poder antioxidante, ayudan a mantener los niveles de colesterol y por su alto contenida en fibras regulas el transito intestinal y tienen un alto poder saciante siendo uno de los alimentos mas recomendado en las dietas de adelgazamiento

IMÁGENES

Imprmir receta

Tags:
No hay comentarios

Deja tu comentario